Educar en inteligencia emocional

Daniel Goleman describe la inteligencia emocional como la capacidad de una persona para identificar su propio estado emocional, es decir, para reconocer sentimientos en uno mismo y en otros, siendo hábil para gestionarlos de forma adecuada. Esto repercute de manera positiva en las personas que la poseen, pues, entre otras cosas, les permite entender y controlar sus impulsos, facilitando las relaciones comunicativas con los demás.

Continuar leyendo «Educar en inteligencia emocional»

Terapia familiar sistémica

He encontrado en youtube un vídeo de Eileen Bobrow, psicóloga y terapeuta familiar con un largo recorrido y experiencia clínica de alrededor de 30 años. Trabaja y dirige el centro de entrenamiento de Terapia Familiar Breve Estratégica en el Mental Research Institute (MRI) en Palo Alto, California.

El vídeo está en inglés, pero he tratado de traducirlo lo mejor posible porque creo que es muy importante lo que nos cuenta acerca de su experiencia en terapia familiar y su visión de los problemas que muchas veces presentan los niños.

Continuar leyendo «Terapia familiar sistémica»

Meditación para combatir ansiedad y estrés

En esta entrada escribiré sobre la meditación como una forma de combatir la ansiedad y el estrés.

En fecha 28 de Noviembre de 2011, hace ya casi 3 años, Alejandra Vallejo-Nágera, una famosa psicóloga, hablaba en una entrevista para EL PAÍS sobre la influencia de las emociones y de los pensamientos en la generación de ansiedad y estrés y cómo estos se pueden combatir con el ejercicio de la meditación.

Podéis encontrar dicha entrevista en el siguiente enlace:

http://smoda.elpais.com/articulos/la-medicina-contra-el-estres-se-llama-meditacion/473

La ansiedad y el estrés tienen muchas veces, como consecuencia, alteraciones en la calidad del sueño y el descanso de la persona y desarreglos en el aparato digestivo, entre otros.

Como se señala en la entrevista, mente y cuerpo van unidos,  por lo tanto se puede trabajar en uno  de ellos, con el consiguiente beneficio del otro.

Existen herramientas como la meditación, con las que podemos aprender a tomar conciencia del momento presente y tratar de desarrollar una atención plena a través de la respiración.

Además, se han descrito algunos beneficios psicológicos al practicar meditación de forma regular según los cuales:

Disminuye:

  • la ansiedad aguda y crónica
  • la mente errática
  • la volubilidad emocional, menos emociones negativas y cambios drásticos del humor
  • la dependencia del alcohol, tabaco y drogas
  • la impulsividad
  • la ira y la rabia

Aumenta:

  • la felicidad, plenitud y paz mental
  • el descanso y la relajación
  • relaciones sociales armoniosas
  • empatía
  • creatividad
  • atención, concentración y memoria

Si os animáis a intentarlo, os recomiendo ver el siguiente vídeo en el que, de forma bastante sencilla, se explica cómo introducirse en el ejercicio de la meditación, para lo cual se puede empezar practicando unos pocos minutos al día.

Psicología Positiva

La psicología positiva es una disciplina de la psicología, que surgió a finales de los años 90 gracias a los trabajos del psicólogo Martin Seligman.

Esta disciplina se centra en el potencial humano y en subrayar que la salud emocional es algo más que la ausencia de la enfermedad.

Por lo tanto, la investigación en este campo se interesa por temas tales como las fortalezas y las virtudes, las relaciones personales positivas, el bienestar subjetivo y los estados de ánimo y las emociones consideradas como positivas. Todo esto para poder potenciar y desarrollar este tipo de actitudes frente a la vida y también para poder prevenir patologías cuando una persona siente que le cuesta encontrar sentido a las cosas, ayudándole a desarrollar otro tipo de actitudes y creación de recursos.

Es importante subrayar que en esta disciplina no se ignoran los problemas o trastornos psicológicos, sino que trata de complementar la psicología tradicional como una rama más de conocimiento y estudio del ser humano desde una perspectiva diferente.

En el siguiente vídeo, Martin Seligman explica de forma muy sencilla y muy interesante cuáles son los objetivos de estudio de la psicología positiva.

A continuación, aprovecho y os dejo otro enlace a un vídeo que también me gusta mucho y que ayuda a tomar conciencia de las diferentes maneras en las que nos movemos las personas.

Normalmente, los cambios nos asustan. En vez de vivirlos como momentos de oportunidad para cambiar y desarrollarnos, los vivimos como momentos en los que se ponen en juego lo que tenemos y quiénes somos.

Por eso muchas veces, tendemos a mantenernos en lo conocido y lo que nos da seguridad, lo que se  suele conocer o llamar como zona de confort (rutinas, hábitos, comportamientos). Para mí es importante señalar que esto tiene una parte positiva y que nos da seguridad.

Sin embargo, también es importante señalar que si nos atrevemos a salirnos de ahí, de esa zona de confort, y nos arriesgamos, podemos entrar en una zona de aprendizaje de la que probablemente saldremos beneficiados al relacionarnos con gente diferente, aprender cosas nuevas, movernos en otros ámbitos, etc. Y que, además, al volver a nuestra de confort, ésta se verá a la fuerza ampliada.

En el vídeo también se habla de la confianza en uno mismo, de ponerse una meta, ponerle una fecha para alcanzarla y trabajar en ello.